En la era de la transformación es necesario pararse a pensar si realmente estamos haciendo aquello que nos gustaría. El método SMOOTH, un método excelente para afrontar problemas de optimización de recursos empresariales, de planificación y gestión del tiempo.

Emma García nos ha enseñado las claves para una gestión óptima del tiempo. Para ello, es clave diferenciar entre urgente e importante. Contestar a una llamada de un cliente o del jefe puede ser urgente, pero revisar los mails de los proveedores será importante pero menos urgente y puedes dejarlo para más adelante.Es recomendable limitar el número de tareas de cada tipo a un máximo de ocho por cuadrante para asegurar que tengas un plan realista de gestión del tiempo.

Todos tenemos un horario en el que nos sentimos más despiertos y con ganas de trabajar, para algunos es durante las primeras horas del día, otros en las tardes, o por las noches.Lo importante es identificar esos momentos del día en los que estemos más concentrados. Nos servirá para destinar las tareas más complicadas en ese horario o para saber en qué momento debemos reducir al máximo las distracciones para evitar que nuestras horas de productividad se vean dañadas.

La concentración es un factor importante cuando se trata de trabajar de forma efectiva, si nuestra mente no está despejada y enfocada en la actividad que estamos realizando no podremos concluirla de manera exitosa. Ser multitarea es uno de los principales enemigos de la productividad.

Existen diferentes técnicas que nos ayudan a optimizar tanto las tareas que debemos realizar como los tiempos que debemos asignar. Sólo respetando estas dos máximas podremos alcanzar nuestros objetivos en base a una buena planificación y alcanzar nuestras metas.

Gracias Emma por enseñarnos a saber planificarnos para vivir la vida que queremos.